Mousse de mascarpone con limón y corazón de frutos rojos

Hello a todos! Como prometí ayer en instagram aquí os dejo la receta del postre que os dejo para este san Valentín.

Una base de bizcocho de chocolate con almendras, un corazón de fresas y frambuesas y una crema ácida de mascarpone con limón y un toque de vainilla. Adornada con frambuesas rellenas del corazón del postre, fresas, una galleta de la base en forma de corazón y un poco de oro comestible. Si eres de sabores ácidos y que contrasten con un corazón dulce,  este es tu postre.

Pero recordad que siempre es un buen día para enamorar al paladar.

INGREDIENTES:

Para el bizcocho de almendra

110 gr de mantequilla sin sal, ablandada
110 gr de az´úcar glass
110 gr de almendra molida
2 huevos
20 gr de cacao en polvo
1 pizca de sal

Para el corazón de frutos rojos

160 gr de fresas y frambuesas limpias y cortadas
50 gr de azúcar
15 gr de zumo de lima
1 gr de agar agar

Para la mousse de mascarpone y limón

250 gr de mascarpone
200 gr de nata 35%MG
220 gr de zumo de limón (unos 4-5 limones)
3 hojas de gelatina
1 pizca de esencia de vainilla
80 gr de azúcar

Para la decoración

frambuesas (lavadas)
fresas (lavadas)
papel de oro comestible

Empezamos preparando los moldes para el postre. Yo he usado 3 medidas. El grande para el exterior, una un poco más pequeño para cortar el bizcocho y uno más pequeño para el corazón de fresas. Todos son moldes de acero de los que se utilizan para emplatar.

El corazón de frutos rojos, cogemos el molde más pequeño y lo forramos por un lado con papel film, apretamos bien y lo ponemos encima de una bandeja. Para ello ponemos las freas y las frambuesas en un cazo junto con el azúcar y el zumo de limón. Trituramos bien y dejamos que hierva, en ese momento agregamos el agar agar, removemos bien y dejamos atemperar.

Cuando ya no esté tan caliente rellenamos los dos moldes hasta 1 cm y lo que sobra lo ponemos en una pequeña manga pastelera. Los dos moldes al congelador durante 1 hora para que endurezca.

Con lo que nos ha sobrado y hemos puesto en la manga pastelera, hacemos un pequeño agujero y rellenamos las frambuesas que nos servirán para emplatar, así cada bocado está lleno de sabor. Reservamos.

Para el bizcocho de almendras precalentamos el horno a 180º. En un bol batimos la mantequilla con el az´úcar glass hasta que este cremosa. Añadimos la almendra molida, el cacao en polvo, los huevos y la sal. Mezclamos muy bien  hasta que todos los ingredientes se hayan integrado.

Disponemos la mezcla en una manga pastelera y cortamos la punta. Nos hacemos con un molde cuadrado y forramos la base con papel de horno. Añadimos la mezcla por todo el molde, solo una capa para que no nos quede muy gruesa. Alisamos con la ayuda de una espátula y horneamos unos 15 minutos. Retiramos del horno y dejamos enfriar. Después recortamos las bases con el aro mediano.

Para la mousse de mascarpone y limón empezamos poniendo a hidratar las hojas de gelatina con agua fría. Seguidamente rallamos la piel de dos limones y exprimirmos el zumo.

En un cazo ponemos a calentar el zumo de limón junto con el azúcar y cuando este se disuelva agregamos las hojas de gelatina bien escurridas. Apartamos del fuego y dejamos atemperar.

Ahora montamos la nata casi hasta punto de nieve, no hace falta que tenga esa consistencia tan fuerte porque ya tenemos también la gelatina para espesar.

En un bol ponemos el queso mascarpone y lo batimos con el zumo de limón. Cuando lo tengamos todo integrado añadimos la ralladura, la vainilla  y la nata en 3 veces, mezclando con una espátula y con movimientos envolventes, hasta que todo esté integrado.

Ahora nos hacemos con los moldes grandes y dentro les ponemos un poco de rollo de acetato (es una cinta transparente para que los mousses no se peguen al molde) en el fondo papel vegetal. Ahora ponemos las porciones de bizcocho en el fondo y centrado, os tiene que quedar un poco de margen hasta el molde grande.

Metemos la mousse en una jarra y empezamos a rellenar un poco los moldes con bizcocho. Seguidamente sacamos los corazones de fresa del congelador, lo sacamos del molde y los ponemos dentro con la mousse, sobretodo centrados y acabamos de cubrir hasta arriba con más mousse de mascarpone. Al congelador por unas 2-3 horas.

Cuando ya tenemos las mousses congeladas, apretamos de abajo arriba para que salgan y con cuidado los disponemos en un plato. Quitamos el rollo de acetato y decoramos con las frambuesas rellenas y trocitos de fresas. Para rellenar los huecos que queda entre las frambuesas yo he cogido lo que me sobró del corazón de frutos rojos que tenía en la manga pastelera, lo he dispuesto en un bol y lo he aplastado bien hasta volver a obtener una masa rota. La he vuelto a poner en una manga pastelera y con un agujero pequeño he ido rellenando huecos. (recordad que el agar agar no es como la gelatina de cola de pescado, es más fácil de romper)

Para terminar yo he usado un poco de papel de oro comestible y una galleta en forma de corazón del bizcocho de almendra. Espero que os guste este postre y que no esperéis un san Valentín para poder disfrutarlo!! Feliz San Valentín a tod@s!!

“Un día me dijeron que una sonrisa es la mejor forma de demostrarle a alguien cuánto le amamos. Por eso, cada vez que me preguntes cuánto te quiero, me limitaré a sonreír.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s