Trufas de las sobras de una ganaché para tartas

trufasganache2Hola mundo chocolatero!!

La receta que os traigo hoy es para tooodos los amantes del chocolate, ya sea en forma de tarta, de chocolatinas, bombones o… trufas!! Un dulce que chifla a más de uno! pero antes os quiero aclarar lo que realmente significa ganaché.

La ganache es la preparación para la base de las trufas de chocolate, bombones, tartas, pastas de té, o como rellenos. Para la preparación de la ganaché solo se necesita nata líquida y chocolate a trozos por partes iguales dependiendo de la receta que se quiera elaborar. La ganache puede ser más o menos oscura, blanda o consistente, dependiendo de la proporción de chocolate y nata que se emplee en su elaboración.

El otro día hice la tarta para mi hijo de superman y en vez de cubrirla con pasta de mantequilla para que el fondant quedara bien, lo hice con ganaché ya que en casa les gusta mucho más. Cuando terminé de recubrirla me sobró ganaché que al cabo de unos pocos minutos enfrió y se quedó en pequeños trozos separados unos de otros, ahí es cuando tuve la idea de aprovecharla para hacer unas buenas trufas recicladas.

Yo os doy la receta de la ganaché que ya he utilizado en otras tartas, como la tarta sacher, pero recordad que si hacéis una tarta con este tipo de recubrimiento y queréis que quede espeso para recubrirla, lo que sobre, haced unas buenas trufas.

Ingredientes:

Para la ganaché 60 % cacao

300 g de chocolate negro
220 g de nata para montar

Para el rebozado he utilizado almendras dulces caramelizadas y las he triturado más, también podéis usar cacao en polvo, fideos de chocolate, polvo de pistacho….

Para preparar la ganaché lo primero que haremos es empezar hirviendo la nata. Mientras, cortamos el chocolate a trocitos.
Una vez esta rompa a hervir se lo añadimos y mezclamos bien.
Lo pondremos tal cual unos 15-20 minutos en el frigorífico y seguidamente con unas barillas eléctricas y a trufasganachetoda poténcia, lo montaremos hasta que quede con textura a pomada.
Tiene que pasar de tener un color negro a un color marrón claro.

Para que el chocolate pierda calor y la ganaché se pueda montar tendréis que darle quizás dos golpes más de frío hasta que veais que empieza a montar. El primero entre 15-20 minutos, lo sacáis y batis unos 5-8 minutos, pero luego los otros dos, no dejéis la ganaché en la nevera más de 10 minutos o al final se os quedará demasiado fría.
La segunda vez que lo saquéis del frigorífico batidlo de nuevo y veréis como la consisténcia va cambiando. En la tercera vez ya se os quedará textura pomada. Finalmente batid hasta que veáis que la textura es totalmente pomada.

Ahora solo queda a hacer bolitas con las manos y recubrirlas del rebozado que hayais elegido.

Nota: estas trufas no hay que congelarlas, se pueden guardar fuera de la nevera porque su consisténcia se endurece a medida que el chocolate va enfriando. La textura es como si comieras un turrón relleno de trufa de chocolate, no es blanda como las que venden congeladas.

Porqué nunca se puede decir que no al chocolate!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s