Base de pizza integral

Hola a todos!!

Una de mis pasiones y a la que dedico gran parte de mi tiempo es a hacer pizzas. Hoy os traigo una receta para hacer la base con una parte de harina integral. A mi personalmente me encanta, cambia un poco la textura y eso la hace más interesante.

Yo os aconsejo que os ayudéis siempre del robot de amasar, iréis más rápido y el resultado siempre és más bueno.

Ingredientes:

250 gr de harina media fuerza (o para pizzas)
250 gr de harina integral
10 gr de levadura de cerveza (fresca)
25 ml de aceite de oliva suave
275 ml de agua tíbia
10 gr de sal
más harina para espolvorear.

Empezamos precalentando el horno a 200 grados.

Mezclamos las dos harinas con la sal y separamos la mitad de ella en otro recipiente.
A la harina que tenemos con el bol del robot le añadimos el aceite y el agua y empezamos a mezclar a una velocidad media hasta que se nos haya integrado bien y no queden grumos. Seguidamente vertemos el resto de la harina e incorporamos la levadura muy desmenuzada, dejamos que el robot siga haciendo el trabajo unos 5 minutos más hasta que la masa se despegue de las paredes y quede lisa.

Una vez obtenemos la masa que deseamos la sacamos del bol con la ayuda de un poco de harina para despegarla bien y la amasamos un poco para darle una forma de bola bien redonda.
El amasado siempre con la palma de la mano y hacia dentro.
Cortamos dos porciones de unos 180 gr y les damos la forma redonda. Dejamos reposar unos 30 minutos.

Una vez transcurrido el tiempo de levar la masa, estiramos una de las dos masas con la ayuda de un rodillo.

NOTA: Si no váis a utilizar todas las masas que os han salido tenéis dos opciones:

  • Una vez amasada la masa de pizza, haced las porciones sin dejar que suba, las envolvéis con papel film sin apretar mucho y las metéis en el congelador. Cuando las vayáis a descongelar, simplemente a temperatura ambiente y dejad que leven, luego las estiráis.

 

  • Podéis amasar todas las masas que os han salido, las metéis unos minutos en el horno hasta que salgan burbujas. Sacáis del horno y dejad que enfrien. Seguidamente una a una las enrolláis con cuidado, sin apretar nada y las envolvéis con papel film. Las congeláis y cuando las necesitéis dejáis que descongele a temperatura ambiente y lista para montar. Esta manera es como si compraseis las masas precocinadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s