Bizcocho de mandarina, mascarpone y vino dulce

bizcochomandarina2Este tipo de bizcocho es muy típico y podéis encontrar muchas recetas de él, normalmente lo encontraréis con ron en vez de vino dulce pero yo he querido aportarle un sabor más suave.

Yo siempre digo que este tipo de bizcocho es una mezcla entre este  y una tarta de queso porque el mascarpone al ser insípido da la textura que se acerca a una clásica tarta de queso.

También he añadido ralladura de piel de mandarina para que tenga más sabor a la fruta protagonista y he puesto algún gajo entero dentro para que cuando se muerda os encontréis la textura de la mandarina, tened en cuenta que estos no flotan sino que se van hundiendo pero el sabor y textura están igual.

Ingredientes:

5 huevos L
1 tarrina de queso Mascarpone
200 g de zumo de mandarina
200 g de azúcar
200 g de harina de reposteria
90 g de aceite de oliva suave
1 chorro de vino dulce (como un vaso de chupito)
la ralladura de 2 o 3 mandarinas
1 sobre de levadura
1 pizca de sal
azúcar glass para decorar

bizcochomandarinaPrecalentamos el horno a 180º

Empezamos separando las claras de las yemas y las claras las montaremos a punto de nieve con la pizca de sal, sobretodo que os quede una textura como si las montarais para merengues, reservamos.

En otro bol mezclaremos las yemas, el mascarpone, el azúcar, el zumo de mandarina, el aceite y el vino dulce, con la ayuda del robot removeremos muy bien y una vez todo esta muy bien integrado añadiremos la harina y la levadura mejor tamizadas.
Ahora con dos veces, añadiremos las claras montadas con movimientos envolventes (nunca batiendo! lo mejor es coger una paleta de silicona que os ayudará mucho).

Vertemos la masa en un molde llenándolo un poco más de 3/4 partes de este (el fondo debe estar forrado con papel de cocina).
Entramos en el horno y lo tendremos entre 45-60 minutos.

Yo lo he tenido 25 minutos a 180º y luego lo he bajado a unos 150º hasta los 50 minutos, mi horno es muy fuerte por eso luego tengo que bajarlo de temperatura ya que se me quemarían demasiado todos los bordes y por dentro seguiría estándo crudo.
Una vez horneado, dejad que enfríe dentro del horno aproximadamente 1 hora, seguidamente lo desmoldáis y vertéis azúcar glass por encima y la decoración que más os guste.

Una tarta con un sabor muy intenso, os encantará!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s