Figacitas tipicas de Argentina

Las figacitas son unos panes con manteca muy comunes en Argentina. Son muy utilizados para los rustidos pero también son muy versátiles, desde sandwiches para carnes frías, quesos, embutidos…o bien abiertos con mermeladas, queso etc…

Tienen una textura blanda que recuerda al pan de viena pero yo los he tenido un poco más en el horno y me han quedado crujientes por fuera y tiernos por dentro. Se pueden tostar perfectamente y deciros que con crema de chocolate están de vício! jajajajaja

Ingredientes:

500 gr de harina normal
230 gr de agua
10 gr de sal
60 gr de mantequilla (blanda) o manteca de cerdo
20 gr de levadura fresca

Para pintarlos

mantequilla fundida

Esta receta es muy sencilla y con un corto tiempo de levado. Empezamos preparando la masa poniendo en el robot amasador la harina, la sal disuelta con el agua y la mantequilla. Cuando los ingredientes ya estén bien integrados añadimos la levadura troceada, mezclamos bien. Volcamos la masa (sin harina en la encimera porque ya lleva grasa y no se os pegará) y acabamos de amasar.
Si lo hacéis a mano debéis amasar unos 10 minutos y siempre con la palma de la mano, apretando pero sin estirar ni romper las fibras.
(en mi perfil de instagram encontraréis el proceso en vídeos)

Tapamos la bola con un paño húmedo y la dejamos reposar 15 minutos.

Transcurrido este tiempo alargamos la masa con la ayuda de un rodillo de forma rectangular. Con un grosor de unos 2 cm, y hacemos un plegado sencillo. Este plegado es como si dobláramos un tríptico. Imaginar la masa dividida en tres y primero doblar una hacia dentro y la que ha quedado sin doblar por encima del otro pliegue.
La volvemos a estirar (con los pliegues hacia abajo) y de nuevo volvemos a hacer un pliegue sencillo.

Tapamos la masa de nuevo con el trapo húmedo y 15 minutos más.

Forramos una bandeja de horno con papel para hornear. Destapamos la masa y le damos forma de un rectángulo grande. El grosor de 1cm aproximadamente. Nos hacemos con un corta galletas (yo he utlizado una medida pequeña pero normalmente son de unos 8 cm de diámetro).
Vamos disponiendo las fijacitas en la bandeja con cuidado y bien juntas porque se caracterizan también por eso. Que al levar se junten y al despegarlos queden los laterales sin tostar.

Los pincelamos con mantequilla fundida por encima y dejamos que suban 1 hora, en algun lugar de la cocina fuera de corrientes.

Cuando falte poco para que terminen de levar encendemos el horno a 210º. Ponemos una molde de pasteles con un trapo bien mojado y con algo de agua a su alrrededor para crear vapor.  Cuando el horno alcance la temperatura deseada, ponemos las figacitas dentro por 15 minutos (yo los tuve casi 20 y me quedaron crujientes por fuera).

Finalmente dejamos enfriar y ya podéis comerlos con lo que más os guste!!!!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s